Aragón, Catalunya y Euskal Herria se unen contra las autopistas eléctricas

Ante la novedad del tropezón del emprendimiento de interconexión eléctrica por el Golfo de Bizkaia con el Cañón de Capbreton, colectivos de la Red de Acompañamiento Mutuo en respuesta a los Megaproyectos Energéticos se juntaron el pasado fin de semana en Santa Cruz de Campezo (Araba)

Foto: Representantes de los colectivos reunidos este pasado sábado en Ibernalo (Araba)

Las interfaces Güeñes-Itsaso Autopista Elektrikoaren Kontrako Koordinadora, la fundación Sustrai Erakuntza y Gatikan Autopista Elektrikorik EZ (Euskal Herria), la Interfaz Unitaria contra la Autopista Eléctrica (Aragón y Catalunya), Ecologistas en Acción de Samianigo y Ekologistak Martxan se juntaron el pasado sábado 20 de julio en Santa Cruz de Campezo (Araba) para tejer sinergias en su rechazo a los megaproyectos de INELFE y Red Eléctrica del Estado español que intimidan a sus territorios.

La última novedad de los inconvenientes técnicos a los que se enfrenta el emprendimiento de cable submarino para interconectar Gatika (Bizkaia) con Cubnezais y la Central Nuclear de Blayais (Francia) —pese a que ya se había advertido de este riesgo en las varias alegaciones presentadas y tras ser subvencionado éste con la friolera de 578 millones de euros de dinero público europeo— ponen en entredicho la viabilidad de este megaproyecto, que podría terminar convirtiéndose en un nuevo Castor.

Íntimamente relacionado a este megaproyecto de interconexión está además el emprendimiento de Autopista Eléctrica Güeñes-Itsaso—”una novedosa zanja dividiendo Bizkaia”, en expresiones de Aitor Urresti—, que está ya desarrollandose y que Red Eléctrica del Estado español ha “resucitado” en este momento en el contexto de la idealización de la red eléctrica de españa para el tiempo 2015-2020, que prevé la creación de 6.188 kilómetros de novedosas líneas de muy alta tensión (MAT / 400 kV) y recrecimientos de líneas de alta tensión (LAT / 220 kV) a lo extenso y ancho de la península ibérica.

Este emprendimiento se relacionaría, a su vez, con el de la Autopista Eléctrica que se quiere crear entre Castejón, Muruarte e Itsaso, que llevaría energía de origen fósil (de la Central Térmica de Castejón) a Francia por medio de Euskal Herria.

Una momentánea de la actividad social llevada a cabo este sábado pasado en Ibernalo (Araba). Foto: autopistaelectricano.blogspot.com

El inconveniente se reproduce además en Aragón y Catalunya (Pallars Jussà) con la “reedición” del emprendimiento de Autopista Eléctrica o MAT Peñalba-Arnero-Isona y los recrecimientos de LAT que transporta aparejados, con los que se quiere remarcar el futuro emprendimiento de interconexión eléctrica entre Francia y el Estado español por medio del Val de Buixaruelo (en los parámetros con el Parque Nacional d’Ordesa y d’as Tres Serols y el Parc national des Pyrénées).

La Red de Acompañamiento Mutuo en respuesta a los Megaproyectos Energéticos cree que esta telaraña de megalíneas eléctricas solo quiere perpetuar un modelo energético hipercentralizado y caduco cuyos impactos sociales y medioambientales perjudicarán dificultosamente a los territorios señalados, que, no obstante, no van a recibir provecho alguno puesto que este irá, solamente, a los bolsillos de los inversionistas del oligopolio energético.

Por esta razón, los colectivos de la Red de Acompañamiento Mutuo, reunidos en Ibernalo se reafirmaron en la oposición de adelante a estos proyectos y en la necesidad de buscar un nuevo modelo energético que ponga la vida y la gente en el centro de una transición energética que solo lo va a ser si es justa, renovable y distribuida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *